Cómo financiar la educación privada de su niño

family of three looking at a tablet gamifying debt payoff to make it fun

¿Qué motiva a los padres a elegir una escuela primaria o secundaria privada para sus hijos? A algunos padres les gusta la idea de que haya clases más pequeñas y una enseñanza más personalizada. Otros prefieren que sus hijos reciban educación en un entorno religioso o del mismo sexo. Sin embargo, las ventajas percibidas de la escuela privada tienen un costo.

Para el período 2019-2020, la matrícula de la escuela privada alcanzó un promedio de $9,638 por año para la escuela primaria y $14,522 por año para la escuela secundaria, según informes de Private School Review. Antes de recibir el impacto de los altos costos, sepa que hay muchas maneras de financiar la educación de su hijo en una escuela privada, como las cuentas de ahorros para la educación, la ayuda financiera, las becas y los préstamos.

Considere las cuentas de ahorro para la educación

Si ya sabe que quiere que su hijo asista a una escuela privada algún día, usted u otros miembros de su familia, como los abuelos, pueden planificar con anticipación y abrir una cuenta de ahorros para la educación. Cuanto más joven sea su hijo al momento de abrir la cuenta, más tiempo tendrá para ahorrar y más opciones tendrá a la hora de elegir una escuela privada (o incluso una universidad).

ESA de Coverdell

Una cuenta de ahorros para la educación (Education Savings Account, ESA) de Coverdell es una cuenta que se crea para pagar los gastos de educación de un beneficiario designado. El dinero se puede usar para gastos escolares calificados desde el kínder hasta el 12.º grado, así como para la universidad. Las contribuciones no son deducibles de impuestos, pero, a la hora de pagar la escuela, los desembolsos están libres de impuestos siempre y cuando no excedan los gastos de educación calificados del niño.

Puede crear tantas cuentas Coverdell como desee para un beneficiario en particular. Las contribuciones a la cuenta pueden provenir de cualquier persona cuyo ingreso bruto ajustado modificado (Modified Adjusted Gross Income, MAGI) esté por debajo del límite establecido para un año fiscal determinado (actualmente $110,000 para personas o $220,000 si se presenta una declaración conjunta). Sin embargo, la contribución total a todas las cuentas en nombre de ese beneficiario no puede exceder los $2,000 anuales. Si su MAGI está entre $95,000 y $110,000 (o entre $190,000 y $220,000 si presenta una declaración conjunta), el límite de $2,000 para cada beneficiario designado se reduce gradualmente hasta que alcance el límite.

El límite de contribución de $2,000 significa que las ESA de Coverdell son de uso limitado para pagar la escuela privada. Incluso si hubiera comenzado a ahorrar cuando nació su hijo y hubiera alcanzado el máximo de su contribución cada año, pagar esa matrícula promedio de $9,638 durante el primer año de escuela primaria privada básicamente vaciaría su cuenta.

Plan 529

Un plan 529 es una cuenta de inversión con ventajas impositivas que puede usar para pagar los costos educativos que califiquen. Al igual que las ESA de Coverdell, las contribuciones a un plan 529 no son deducibles de impuestos federales (pero algunos estados lo permiten). El dinero se puede retirar libre de impuestos siempre que se utilice para gastos educativos calificados dentro de los límites del plan.

Aunque los planes 529 se han usado históricamente para ahorrar para la universidad, la Ley de Empleos y Reducción de Impuestos de 2017 amplió su uso para incluir la matrícula desde el kínder hasta el 12.º grado: se pueden retirar hasta $10,000 por año. Cabe destacar que los planes 529 no tienen los mismos límites en las contribuciones que las ESA de Coverdell, lo que le permite invertir más dinero en el plan. Los contribuyentes deben consultar a un profesional de impuestos para asegurarse de que sus contribuciones no generen impuestos sobre las donaciones.

Compare las escuelas del área

Para presupuestar la matrícula de una escuela privada, primero investigue las escuelas privadas que hay en su área. Haga una lista breve de las escuelas que le interesan e investigue los costos de matrícula y los gastos relacionados. Por ejemplo, algunas escuelas esperan que los padres realicen contribuciones financieras además de la matrícula o que se ofrezcan como voluntarios durante una cierta cantidad de horas. Si estos requisitos no son realistas para usted, deberá buscar una escuela que se adapte mejor a su situación.

Averigüe si hay ayuda financiera disponible

Muchas escuelas privadas ofrecen ayuda financiera a familias de ingresos bajos y medios. Según su situación financiera, es posible que reúna los requisitos para recibir ayuda con una parte o la totalidad los costos de la matrícula. Incluso una ayuda financiera parcial es útil, así que no desaproveche ninguna ayuda de este tipo.

Algunas escuelas también ofrecen descuentos en la matrícula para las familias que tienen más de un hijo en la escuela o que pertenecen a la casa de culto afiliada a la escuela. Consulte los plazos de solicitud de ayuda financiera de la escuela y averigüe si tendrá que volver a solicitarla cada año para recibir la ayuda.

Obtenga información sobre las becas

Las becas no son solo para estudiantes brillantes. También pueden estar disponibles para estudiantes con necesidades financieras o estudiantes que cumplan con otros criterios. Pregunte a las escuelas que le interesan qué becas ofrecen y vea si pueden remitirle a organizaciones de terceros que han proporcionado becas a sus estudiantes en el pasado. Por ejemplo, muchas organizaciones comunitarias, organizaciones de servicios, comunidades religiosas e incluso grandes empleadores ofrecen becas para estudiantes de kínder hasta 12.º grado.

Su hijo también puede ser elegible para solicitar muchos programas de becas estatales y regionales. Por ejemplo, el Black Student Fund proporciona asistencia financiera desde el kínder hasta 12.º grado a estudiantes de raza negra en Maryland, Virginia y Washington, D.C. La AAA Scholarship Foundation proporciona becas basadas en los ingresos a estudiantes que se encuentran entre el preescolar y la secundaria en Arizona, Florida, Georgia y Nevada.

Otros recursos:

  • Lista de becas de la National Association of Independent Schools.
  • A Better Chance remite a sus escuelas miembros a los estudiantes de color con talento académico que ingresan en los grados 4.º a 9.º, y les ayuda a acceder a becas y ayudas financieras.
  • Children's Scholarship Fund proporciona becas a niños desde kínder hasta 8.º grado que provienen de una familia de bajos ingresos.

Cree un plan de pago

Pagar la matrícula anual de su hijo de una sola vez puede ser un gasto abrumador. Por suerte, la mayoría de las escuelas privadas ofrecen planes de pago que puede aprovechar para dividir la matrícula en pagos trimestrales o incluso mensuales. Esto puede hacer que el costo sea más llevadero y más fácil de ajustar a su presupuesto. Averigüe si las escuelas de su lista ofrecen planes de pago o si están dispuestas a establecer uno para usted.

Considere un préstamo

Hay dos tipos de préstamos que puede usar para pagar la matrícula de una escuela privada:

  • Préstamos educativos: los préstamos educativos le permiten pedir prestado hasta el 100 % del costo certificado por la escuela para la educación escolar privada de su hijo desde el kínder hasta el 12.º grado. Estos préstamos tienen tasas de interés variables, por lo que sus pagos pueden aumentar o disminuir durante la vigencia del préstamo.
  • Préstamos personales: los préstamos personales pueden usarse para cualquier propósito que elija, incluida la matrícula desde el kínder hasta el 12.º grado. Sin embargo, los préstamos personales pueden tener tasas de interés más altas que los préstamos educativos, y algunos cobran multas por pago anticipado si cancela el préstamo antes de tiempo.

Los intereses y cargos que incluyen los préstamos se suman al ya elevado precio de la escuela privada. Una tasa de interés del 15 % sobre un préstamo estudiantil de $10,000 para cubrir solo un año de escuela primaria privada le costará, en última instancia, miles de dólares en intereses. Si ya tiene dificultades para pagar una escuela privada, aumentar el costo no hará que las cosas sean más fáciles.

También debe tener en cuenta que pagar préstamos escolares privados podría agotar fondos que pueden invertirse mejor, como para ahorrar o pagar la educación universitaria de su hijo. Debe considerar cuidadosamente si las recompensas de una educación escolar privada superan ese riesgo.

Tome una decisión inteligente

El uso de uno o más de los métodos anteriores puede ayudar a facilitar el pago de la escuela privada. Si está considerando un préstamo educativo o un préstamo personal para ayudar a cubrir el costo de la matrícula, asegúrese de comprobar primero su puntaje de crédito. Si es necesario, tome medidas para mejorar sus hábitos de crédito y realice acciones que puedan tener un impacto positivo en su puntaje de crédito.

The purpose of this question submission tool is to provide general education on credit reporting. The Ask Experian team cannot respond to each question individually. However, if your question is of interest to a wide audience of consumers, the Experian team may include it in a future post and may also share responses in its social media outreach. If you have a question, others likely have the same question, too. By sharing your questions and our answers, we can help others as well.

Personal credit report disputes cannot be submitted through Ask Experian. To dispute information in your personal credit report, simply follow the instructions provided with it. Your personal credit report includes appropriate contact information including a website address, toll-free telephone number and mailing address.

To submit a dispute online visit Experian's Dispute Center. If you have a current copy of your personal credit report, simply enter the report number where indicated, and follow the instructions provided. If you do not have a current personal report, Experian will provide a free copy when you submit the information requested. Additionally, you may obtain a free copy of your report once a week through December 31, 2022 at AnnualCreditReport.